alvaro serrano posted 2 months ago

Cómo dividir el uso y disfrute de una casa en multipropiedad

Compras un apartamento en la playa o en la montaña con varios amigos para poder disfrutarlo por turnos, y llegáis a un acuerdo sobre los tiempos de aprovechamiento. ¿Parece una idea genial, no? Esta fórmula suele conocerse -incorrectamente- como multipropiedad.

España es el país europeo en el que hay más usuarios de multipropiedad, tal y como afirma la Asociación Nacional de Empresas de Tiempo Compartido (ANETC-RDO España). Además, somos el territorio con más complejos de este tipo. Canarias fue el primer destino de tiempo compartido en España, con 128 complejos turísticos. Le sigue la Costa del Sol con 90 y las zonas de Levante y Cataluña, con 34 y 28 respectivamente.

Pero este sistema es algo peculiar. Descubre a continuación qué es exactamente comprar una casa en multipriopiedad, qué diferencia hay con el concepto de «proindiviso» y cómo funcionan los turnos de aprovechamiento. ¡Atento!

¿Qué es comprar una casa en multipropiedad?
Según la RAE, multipropiedad es el «Condominio de un inmueble, cuyo disfrute está restringido a períodos determinados». La Ley española no admite referirse a la compra de una vivienda entre varios titulares como multipropiedad, puesto que los usuarios no están comprando la propiedad, simplemente adquieren el derecho de uso del bien inmueble. La propiedad sigue perteneciendo a una empresa gestora.

Aunque «comprar una casa en multipropiedad» sea la expresión que se suele usar para denominar este sistema, recalcamos que realmente no estás comprando la propiedad, por lo que no eres su dueño, simplemente cuentas con un derecho de uso compartido.

Y ¿cuáles son las ventajas de comprar un derecho de aprovechamiento por turnos? Toma nota:

El precio. Sale mucho más a cuenta, y es que, aunque a priori el coste de la multipropiedad sea mayor, por la duración del contrato se rentabiliza la inversión
Menos preocupaciones. No tendrás que preocuparte por el cuidado de la vivienda, ya que es la empresa gestora la que se encarga de los desperfectos y el mantenimiento
Eliges la época del año que prefieres. Tendrás aseguradas tus vacaciones en tu lugar favorito sin tener que buscar cada año un nuevo lugar o apartamento, y durante el tiempo que hayas acordado
Pero también hay inconvenientes…

El riesgo de fraude. Se han reportado algunos fraudes en dos etapas del proceso: cuando compras el derecho (ventas agresivas mencionando grandes descuentos, regalos… y, después, desaparecen) y en la reventa (personas se han hecho pasar por intermediarios que han asegurado contar con compradores dispuestos a pagar un alto precio, cierran la transacción, cobran sus honorarios y, por su puesto, no hay comprador)
Poca flexibilidad. En ocaciones, es probable que no estés disponible en las fechas estipuladas
¿Cómo dividir el uso de una casa compartida entre amigos?
No obstante, aunque el término de la multipropiedad esté incorrectamente usado y se refiera a un sistema muy concreto, también es posible adquirir una vivienda entre varias personas que no guardan un parentesco entre sí. Se trata de un proindiviso, una fórmula para la que será necesaria la creación de una sociedad sin personalidad jurídica (Artículos 392 a 406 del Código Civil).

En el momento de firmar la operación, se redacta un contrato en el que se establecen las condiciones, así como las aportaciones realizadas por cada miembro o el uso que se le dará a la propiedad (segunda vivienda, inversión…).

Si se ha comprado a partes iguales, todos contarán con el mismo tiempo de disfrute, mientras que si alguno de los copropietarios ha puesto más dinero, este podrá disfrutar de la vivienda más tiempo al año.Eso sí, no tendrá prioridad a la hora de fijar qué semanas del año prefiere disfrutar del inmueble. Así es cómo se divide el uso de una propiedad compartida:

Crear un calendario conjunto
Una buena práctica a la hora de ponerse de acuerdo sobre cuándo disfrutará del inmueble cada uno de los compradores es crear un calendario anual (o a varios años vista) para fijar las fechas y las semanas de disfrute de cada uno.

Elegir cuándo se disfrutará la vivienda
Toca establecer los tiempos de aprovechamiento del bien inmueble, por lo que habrá que cuadrar las fechas que cada titular ha indicado como preferidas y llegar a un acuerdo. Si todos están conformes con las semanas asignadas, perfecto.

Si hay conflicto, hacer un sorteo
En el caso de que más de uno haya indicado las mismas semanas para disfrutar de la vivienda, lo más aconsejable es sortear el tiempo entre los que prefieren el mismo periodo vacacional para usar el inmueble.

Rotar cada año las fechas de uso
Ir rotando cada año o cada cierto tiempo el uso de la vivienda compartida es una buena práctica, ya que, de esta forma, todos los propietarios podrán usarla en fechas señaladas como Navidad, Semana Santa o los meses de julio y agosto. Además, es posible que, después de hacer la repartición, que cada propietario haga pequeños intercambios con otro de los propietarios.

En Fotocasa, contamos con un excelente equipo de profesionales dedicados a crear contenido relevante para nuestros lectores. Si te ha gustado este artículo, estaremos encantados de que lo publiques en tu web. En tal caso, no olvides que debes mencionar a Fotocasa como la fuente original del contenido. Muchas gracias por tu apoyo – (c) 2024 Adevinta, en caso de que redistribuyas o difundas nuestro contenido protegido, recuerda que debes citarnos.

Discussion